Riesgos laborales: guía completa para prevenirlos

junio 20, 2023
Riesgos laborales

Los riesgos laborales son una realidad presente en cualquier entorno de trabajo. Estos riesgos pueden afectar la salud y el bienestar de los trabajadores, y pueden tener consecuencias graves si no se toman medidas para prevenirlos. En este artículo, exploraremos los diferentes tipos de riesgos laborales y cómo prevenirlos.

Nuestro objetivo es proporcionar información útil y práctica para mejorar la seguridad en el lugar de trabajo.

¿Qué son los riesgos laborales?

Los riesgos laborales, también conocidos como peligros laborales, son aquellos factores que pueden causar daños a la salud de los trabajadores. Estos riesgos pueden ser de diferentes tipos, como físicos, químicos, biológicos o psicológicos, y pueden variar según el tipo de trabajo y el entorno en el que se desempeñe.

Los riesgos laborales pueden tener consecuencias graves para la salud de los trabajadores si no se toman medidas para prevenirlos. Por esta razón, es importante conocer los diferentes tipos de riesgos laborales y cómo prevenirlos para garantizar un entorno de trabajo seguro y saludable. En las siguientes secciones de este artículo, exploraremos en detalle los diferentes tipos de riesgos laborales y cómo prevenirlos.

Principales tipos de riesgos laborales

Como hemos visto en la sección anterior, los riesgos laborales son aquellos peligros que pueden afectar la salud y el bienestar de los trabajadores en el entorno laboral. Estos riesgos pueden ser de diferentes tipos, como físicos, químicos, biológicos o psicológicos, y pueden variar según el tipo de trabajo y el entorno en el que se desempeñe. A continuación, describiremos cada uno de estos tipos de riesgos laborales y sus posibles consecuencias para la salud de los trabajadores.

Riesgos físicos

Son aquellos relacionados con la exposición a ruido, vibraciones, temperaturas extremas o radiaciones. Estos riesgos pueden provocar daños auditivos, musculares, circulatorios o cutáneos. Por ejemplo, el ruido excesivo puede causar pérdida de audición o estrés; las vibraciones pueden causar lesiones en las articulaciones o los nervios; las temperaturas extremas pueden causar quemaduras o hipotermia; y las radiaciones pueden causar cáncer o mutaciones genéticas.

Riesgos químicos

Son aquellos relacionados con la exposición a sustancias tóxicas o peligrosas, como gases, líquidos o sólidos. Estos riesgos pueden provocar intoxicaciones, alergias, irritaciones o enfermedades respiratorias. Por ejemplo, el monóxido de carbono puede causar asfixia o daños cerebrales; el amianto puede causar asbestosis o mesotelioma; el plomo puede causar anemia o daños neurológicos; y el mercurio puede causar daños renales o neurológicos.

Riesgos biológicos

Son aquellos relacionados con la exposición a microorganismos, como bacterias, virus o hongos. Estos riesgos pueden provocar infecciones, enfermedades transmisibles o alergias. Por ejemplo, la salmonella puede causar gastroenteritis o septicemia; el VIH puede causar SIDA o inmunodeficiencia; la tuberculosis puede causar neumonía o meningitis; y el moho puede causar rinitis o asma.

Riesgos psicológicos

Son aquellos relacionados con el estrés, la carga de trabajo o el acoso laboral. Estos riesgos pueden provocar ansiedad, depresión, insomnio o baja autoestima. Por ejemplo, el estrés puede causar hipertensión o úlceras; la carga de trabajo puede causar fatiga o falta de concentración; el acoso laboral puede causar aislamiento o angustia; y la baja autoestima puede causar inseguridad o frustración.

Estos son los principales tipos de riesgos laborales que existen en el entorno laboral. Sin embargo, existen otros tipos de riesgos que también pueden afectar la salud y el bienestar de los trabajadores, como los riesgos ergonómicos (relacionados con la postura o los movimientos), los riesgos eléctricos (relacionados con la corriente eléctrica) o los riesgos mecánicos (relacionados con las máquinas o las herramientas). En la siguiente sección de este artículo, presentaremos una lista de los 10 riesgos laborales más comunes y cómo prevenirlos.

10 riesgos laborales más comunes

En el entorno laboral existen diversos riesgos que pueden afectar la salud y el bienestar de los trabajadores. A continuación, presentamos una lista de 10 de los riesgos laborales más frecuentes y algunas medidas para prevenirlos:

Caídas y resbalones

Son una de las causas más frecuentes de lesiones en el lugar de trabajo. Para prevenirlas, es importante mantener el área de trabajo limpia y libre de obstáculos, reparar superficies irregulares y asegurarse de que los cables estén bien organizados.

Riesgos eléctricos

Las conexiones eléctricas defectuosas o los cables pelados pueden causar daños a las personas. Para prevenirlos, es importante realizar un mantenimiento regular de las instalaciones eléctricas y reemplazar las secciones dañadas de los cables.

Incendios

Una mala conexión eléctrica o equipos con mantenimientos deficientes pueden provocar un incendio. Para prevenirlo, es importante contar con alarmas y detectores de humo en todo el edificio y probarlos regularmente.

Problemas relacionados con el uso prolongado del ordenador

El uso prolongado del ordenador puede provocar problemas como dolores de cabeza o problemas físicos debido a una postura inadecuada. Para prevenirlos, es importante tomar descansos regulares y asegurarse de tener una postura adecuada al usar el ordenador.

Riesgos relacionados con la seguridad de la información

La confidencialidad de la información puede verse comprometida por ataques externos o errores humanos. Para prevenirlos, es importante implementar medidas de seguridad adecuadas para proteger la información confidencial.

Golpes y accidentes

Un riesgo laboral común en las empresas es el relacionado con los golpes y accidentes similares. Para prevenirlos, es importante mantener una buena organización en el centro de trabajo.

Temperaturas extremas

Las temperaturas muy altas o muy bajas pueden provocar problemas de salud como quemaduras o hipotermia. Para prevenirlos, es importante asegurarse de que el lugar de trabajo tenga una temperatura adecuada.

Contaminación acústica

Las actividades que generan un nivel alto de ruido pueden provocar problemas auditivos en las personas. Para prevenirlos, es importante reducir el nivel de ruido en el lugar de trabajo y proporcionar elementos de protección personal a los trabajadores si es necesario.

Manejo inadecuado de objetos pesados

El manejo inadecuado de objetos pesados puede provocar lesiones musculares o daños en la columna vertebral. Para prevenirlos, es importante capacitar a los trabajadores sobre cómo levantar y transportar objetos pesados correctamente y proporcionar equipos adecuados para facilitar estas tareas.

Ser golpeado por un objeto en movimiento

Los objetos en movimiento pueden golpear a los trabajadores y causar lesiones graves. Para prevenirlos, es importante asegurarse de que los objetos estén bien sujetos y no representen un peligro para los trabajadores.

Estos son solo algunos ejemplos de los riesgos laborales más comunes en el entorno laboral. Sin embargo, existen muchos otros riesgos que también pueden afectar la salud y el bienestar de los trabajadores. Por esta razón, es importante conocer los diferentes tipos de riesgos laborales y cómo prevenirlos para garantizar un entorno de trabajo seguro y saludable.

¿Cómo prevenir los riesgos laborales?

Prevenir los riesgos laborales es fundamental para garantizar un entorno de trabajo seguro y saludable para los trabajadores. A continuación, presentamos algunas medidas que pueden ayudar a prevenir los riesgos laborales más comunes:

  1. Mantener el lugar de trabajo limpio y ordenado: esto puede ayudar a prevenir caídas, resbalones y tropiezos.
  2. Realizar un mantenimiento regular de las instalaciones eléctricas: esto puede ayudar a prevenir riesgos eléctricos y incendios.
  3. Contar con alarmas y detectores de humo en todo el edificio: esto puede ayudar a prevenir incendios.
  4. Tomar descansos regulares y asegurarse de tener una postura adecuada al usar el ordenador: esto puede ayudar a prevenir problemas relacionados con el uso prolongado del ordenador.
  5. Implementar medidas de seguridad adecuadas para proteger la información confidencial: esto puede ayudar a prevenir riesgos relacionados con la seguridad de la información.
  6. Mantener una buena organización en el centro de trabajo: esto puede ayudar a prevenir golpes y accidentes.
  7. Asegurarse de que el lugar de trabajo tenga una temperatura adecuada: esto puede ayudar a prevenir problemas de salud relacionados con temperaturas extremas.
  8. Reducir el nivel de ruido en el lugar de trabajo y proporcionar protección auditiva a los trabajadores si es necesario: esto puede ayudar a prevenir problemas auditivos relacionados con la contaminación acústica.
  9. Capacitar a los trabajadores sobre cómo levantar y transportar objetos pesados correctamente y proporcionar equipos adecuados para facilitar estas tareas: esto puede ayudar a prevenir lesiones musculares o daños en la columna vertebral relacionados con el manejo inadecuado de objetos pesados.
  10. Asegurarse de que los objetos estén bien sujetos y no representen un peligro para los trabajadores: esto puede ayudar a prevenir lesiones graves causadas por ser golpeado por un objeto en movimiento.

Estas son solo algunas medidas que pueden ayudar a prevenir los riesgos laborales más comunes en el entorno laboral. Sin embargo, existen muchas otras medidas que también pueden ser efectivas para garantizar un entorno de trabajo seguro y saludable. Lo más importante es conocer los diferentes tipos de riesgos laborales y tomar medidas adecuadas para prevenirlos.


También te puede interesar

Acciones en masa en Twind para usuarios proveedores
junio 13, 2024

Novedad en Twind: Carga simultánea de varios archivos para un mismo requisito 

Leer artículo
Inspecciones de Seguridad a Contratistas
junio 4, 2024

Digitaliza las Inspecciones de Seguridad a Contratistas 

Leer artículo