Entendiendo a los Contratistas: Su papel y diferencia con los proveedores

enero 31, 2024
Contratistas y provvedores

¿Qué son los contratistas de una empresa?

Los contratistas son personas naturales o jurídicas que contratan la ejecución de una o varias obras o la prestación de servicios en beneficio de terceros, asumiendo todos los riesgos, para realizarlos con sus propios medios y con libertad y autonomía técnica y directiva. Así lo establece el artículo 34 del Código Sustantivo del Trabajo, que regula la relación entre la empresa contratista y la empresa contratante o principal.

La empresa contratante es aquella que se beneficia de los servicios del contratista, ya sea para realizar una parte o la totalidad de un proyecto. La empresa contratante tiene la obligación de ser solidariamente responsable con el contratista por el valor de los salarios, las prestaciones y las indemnizaciones de los trabajadores del contratista. Esta responsabilidad se aplica cuando la empresa contratante acude al contratista para realizar una labor que corresponde a su propio giro o actividad económica.

Los contratistas pueden ofrecer diversos beneficios a las empresas contratantes, tales como:

  • Aumentar la competitividad empresarial, al contar con servicios especializados y de calidad.
  • Reducir los costos y el tiempo de ejecución, al optimizar los recursos y evitar errores.
  • Mejorar el uso de los recursos existentes, al aprovechar el equipamiento disponible sin necesidad de realizar inversiones extras.
  • Obtener resultados esperados, al acordar una meta específica con el contratista.
  • Agilizar los procesos de recursos humanos, al delegar responsabilidades en cuanto a reclutamiento y selección.

Sin embargo, también existen algunos riesgos laborales asociados a la contratación de personal externo, como:

  • Perder el control sobre la calidad y el cumplimiento de los servicios.
  • Generar conflictos laborales o legales por incumplimiento de las obligaciones del contratista.
  • Afectar la imagen o la reputación de la empresa contratante por malas prácticas del contratista.
  • Depender excesivamente del contratista y perder autonomía o capacidad de innovación.

Por lo tanto, es importante realizar una adecuada gestión de los contratistas, que implica:

  • Definir claramente el alcance, los objetivos, los plazos y los costos del servicio o proyecto a contratar.
  • Seleccionar al contratista más idóneo, evaluando su experiencia, su capacidad técnica, su solvencia económica y su reputación en el mercado.
  • Establecer un contrato claro y detallado, que especifique las obligaciones, los derechos y las responsabilidades de ambas partes, así como las condiciones de pago, las garantías y las penalidades por incumplimiento.
  • Supervisar y monitorear el desarrollo y la calidad del servicio o proyecto, verificando el cumplimiento de los estándares establecidos y resolviendo cualquier inconveniente que surja.
  • Evaluar el resultado final del servicio o proyecto, comprobando la satisfacción del cliente y el cumplimiento de las expectativas.

En conclusión, los contratistas son personas o empresas que prestan servicios a terceros bajo su propia responsabilidad y autonomía. En Colombia, están regulados por el Código Sustantivo del Trabajo, que establece la responsabilidad solidaria de la empresa contratante. Los contratistas pueden aportar beneficios pero también riesgos a las empresas contratantes, por lo que se requiere una gestión de contratistas eficiente y transparente de los mismos.

¿Quién puede ser un contratista?

Para ser un contratista en Colombia, se deben cumplir una serie de requisitos legales, fiscales y administrativos, dependiendo del tipo de contrato y de la entidad contratante. Algunos de estos requisitos son:

  • Estar inscrito en el Registro Único Tributario (RUT) y tener actualizada la información tributaria.
  • Estar inscrito en el Registro Único de Proponentes (RUP) si se desea contratar con entidades públicas.
  • Tener una cuenta bancaria a nombre del contratista o de la sociedad que representa.
  • Contar con la capacidad técnica, financiera y jurídica para ejecutar el objeto del contrato.
  • Presentar una propuesta económica que sea viable y competitiva.
  • Cumplir con las obligaciones laborales, de seguridad social y parafiscales con los trabajadores vinculados al contrato.
  • Cumplir con las normas ambientales, de salud y seguridad ocupacional que apliquen al contrato.
  • Garantizar el cumplimiento del contrato mediante pólizas de seguro o garantías bancarias.
  • Suscribir el contrato y sus posibles modificaciones o adiciones con la entidad contratante.
  • Ejecutar el contrato conforme a lo pactado y entregar los productos o servicios en los plazos establecidos.
  • Rendir cuentas y presentar informes sobre el avance y la calidad del contrato.
  • Pagar los impuestos, tasas y contribuciones que correspondan al contrato.

Ser un contratista en Colombia puede ser una oportunidad para generar ingresos, desarrollar proyectos y contribuir al desarrollo del país. Sin embargo, también implica una gran responsabilidad y un riesgo que debe ser evaluado y gestionado adecuadamente. Por ello, es importante conocer las normas que regulan los contratos, los derechos y deberes de los contratistas, y las mejores prácticas para ejecutar los contratos con calidad y eficiencia.

¿Diferencia entre proveedores y contratistas?

Un proveedor es una persona natural o jurídica que suministra bienes o servicios a otra persona natural o jurídica, ya sea pública o privada, mediante un contrato de compraventa, suministro, arrendamiento u otro tipo de acuerdo comercial. Los proveedores pueden ser nacionales o extranjeros, y deben cumplir con los requisitos legales y técnicos exigidos por la entidad contratante para participar en los procesos de selección.

Un contratista es una persona natural o jurídica que se obliga a ejecutar una obra, prestar un servicio o realizar una actividad específica para otra persona natural o jurídica, pública o privada, mediante un contrato de obra pública, consultoría, prestación de servicios u otro tipo de contrato estatal. Los contratistas también pueden ser nacionales o extranjeros, y deben cumplir con las obligaciones contractuales y legales establecidas por la entidad contratante.

La diferencia entre proveedores y contratistas radica en el objeto, el alcance y la duración de la relación contractual que establecen con la entidad contratante. Mientras que los proveedores se limitan a entregar los bienes o servicios solicitados por la entidad contratante, sin asumir responsabilidad por el uso o el resultado de los mismos, los contratistas se comprometen a realizar una tarea o servicio específico, asumiendo responsabilidad por la calidad, la oportunidad y el cumplimiento de los fines del contrato.

Así mismo, los proveedores tienen una relación comercial más estable y duradera con la entidad contratante, ya que pueden suministrar bienes o servicios de forma recurrente o permanente, según las necesidades de la entidad. Los contratistas, en cambio, tienen una relación contractual más limitada y temporal con la entidad contratante, ya que su vinculación termina una vez se cumple el objeto del contrato.

Finalmente, los proveedores y los contratistas se rigen por normas legales diferentes en materia de contratación pública. Los proveedores están sujetos al Estatuto General de Contratación Pública (Ley 80 de 1993) y al Decreto 1082 de 2015, que regulan las modalidades de selección, los requisitos habilitantes, los criterios de evaluación y adjudicación, y los derechos y deberes de las partes. Los contratistas están sujetos al mismo Estatuto General de Contratación Pública y al Decreto 1082 de 2015, pero también a normas especiales según el tipo de contrato que celebren con la entidad contratante, como la Ley 1150 de 2007 para los contratos de obra pública y consultoría, o la Ley 1474 de 2011 para los contratos de prestación de servicios.

En conclusión, la gestión de contratistas puede ser un desafío, pero con software de gestión de contratistas como Twind, este proceso se vuelve mucho más manejable. Twind ofrece una solución integral que simplifica la coordinación, la comunicación y el seguimiento de los contratistas. Esto no solo ahorra tiempo y reduce el estrés, sino que también puede mejorar la eficiencia y la productividad de tu empresa. Al final del día, una buena gestión de contratistas es esencial para el éxito de cualquier negocio, y Twind está aquí para ayudarte a lograrlo.

¡Descubre hoy mismo cómo Twind puede transformar tu gestión de contratistas!


También te puede interesar

Acciones en masa en Twind para usuarios proveedores
junio 13, 2024

Novedad en Twind: Carga simultánea de varios archivos para un mismo requisito 

Leer artículo
Inspecciones de Seguridad a Contratistas
junio 4, 2024

Digitaliza las Inspecciones de Seguridad a Contratistas 

Leer artículo